Los 10 zapatos que no deben faltar en tu clóset, además de tus sandalias

Por SandaliasMujer
0 comentario 185 Vistas

La mejor arma de seducción femenina es el caminar.

¿Quién puede resistirse a un par de caderas en movimiento cuando van caminando con toda la actitud del mundo? Exacto, casi nadie.

Y como actitud es lo que tienes de sobra es que harás todo lo posible por sacarla a relucir en cualquier sitio al que vayas. Ahora, ¿sabías que casi el 60% del éxito de tu outfit recae solo en el par de zapatos que lleves?

Ni siquiera nosotros que somos amantes de las sandalias lo sabíamos. Ahora que tú también lo sabes, harás todo lo posible por invertir en esos 10 zapatos que debes tener en tu clóset que son un básico que tienen todas las mujeres del mundo.

Invertir, ese es el objetivo que queremos que logres. Ya que de nada sirve tener el último par de stilettos de diseñador si tu rutina es trabajar desde casa o hacer deporte al aire libre.

¿Por qué debes tener al menos un par de cada tipo de calzado?

Imagina que tienes que asistir a una entrevista de trabajo y solo tienes un par de zapatillas de correr en tu clóset ¿no crees que para esa ocasión sería mejor escoger un par de sandalias de tacón medio?

Ahora piensa en lo que pasaría si tuvieras que ir a tu entrevista con ese par de zapatillas y un vestido entallado al cuerpo. No pasarás desapercibida, pero no precisamente por que hayas causado una buena impresión.

Ese es el claro ejemplo de que para cada momento de tu vida debe existir una sandalia o zapato básico que corresponda no solo a tu outfit, sino a la ocasión.

Y con esto no queremos decir que tengas que tener 24 pares de zapatos de todos los colores y en todos los modelos, sino que apuestes por colores combinables, sólidos y básicos como el negro, el azul marino o el caramelo.

Sandalias bajitas.

Debes tener porque sí un buen par de sandalias bajitas.

Que sean cómodas y si son de color negro, mejor. Este tipo de sandalias van como anillo al dedo a todo tipo de prendas que te quieras poner.

Desde un maxi vestido, hasta unos pantalones entallados o unos shorts en caso de que las tengas pensadas para el verano. Las llevabas cuando niña y ahora son tus mejores amigas, porque nunca dejan mal a nadie.

Ahora, ¿por qué las dejamos de primeras? porque sabemos, que pueden sacarte de apuros si lo que deseas es seguir viéndote impecable sin tener que perder para nada parte de tu comodidad.

La única desventaja que pueden tener un par de sandalias es que no las puedes llevar en sitios con un clima muy húmedo o en donde sabes que hay texturas como el lodo por ejemplo.

Más allá de ese único detalle, puedes contar con ellas para eventos como bodas, cocteles, una reunión de amigas, una salida al supermercado o a por tus peques en el cole; y a todas las veces que la comodidad siempre sea tu must have.

Sandalias con algo de tacón.

Cuando la ocasión lo amerita tendrás que ponerte un par de sandalias aunque sea con algo de tacón.

Un buen ejemplo es una entrevista de trabajo en una institución educativa: puedes asistir con estas sandalias sin problema alguno.

Ahora imagina estar en un salón de clases, con niños de tercer grado corriendo de un lugar a otro y tú llevas puesto un par de sandalias bajitas.

¿Imaginas el peligro que corren tus pies al estar en esa situación?

Lo último que quieres es que ocurra una catástrofe, lo tuyo es la seguridad.

Para ello dejarás a este par de sandalias para sitios en los que el ambiente es tranquilo y en donde tengas tú el control total de la situación.

¿Con qué sí las puedes combinar?

Con pantalones, shorts, faldas, vestidos, enterizos; para ocasiones como una salida al cine, la oficina reuniones de trabajo, eventos sociales…

View this post on Instagram

This year, show 'em who's boss 👏 #AllAtJCP

A post shared by JCPenney (@jcpenney) on

Flats o balerinas.

Las zapatillas negras sin detalles y sin tacones, unas básicas del clóset que se pusieron muy de moda en 2012 y de las que ninguna mujer nunca se podrá escapar.

Estos zapatos son planos y por lo general recubren tu pie, si no quieres usar tacones lleva unas flats.

Zapatillas deportivas o tenis.

Son más que comodidad, van con la personalidad de todo el mundo.

Las zapatillas deportivas son ese requisito que toda diligencia de al menos medio día necesita tener.

Para esos días en los que sabes que vas a caminar mucho o que vas a estar mucho tiempo de pie, necesitas un par de estos zapatos.

Reuniones una tras otra, salir al super e incluso caminar de una tienda a otra en búsqueda de los zapatos ideales.

Lo ideal es que apuestes por un par blanco sin detalles como lo podrían ser las clásicas zapatillas converse estilo Chuck Taylor. Y si eres de las que ama la practicidad, invierte en un par en color negro.

Oxfords.

Nunca pasarán de moda, en serio.

Además de ser combinables tanto con jeans como con shorts o faldas, son el toque vintage que tus outfits necesitan de vez en cuando.

Su diseño está inspirado en una moda masculina, sin embargo; se han sabido adaptar a las necesidades de casi todas las mujeres del mundo, por algo se han convertido en unos de los indispensables del clóset.

Lo que más nos gusta de estos zapatos es que los hay en los colores básicos que debes tener: negro, gris, marrón y caramelo.

Pueden ser sustitutos de las zapatillas deportivas si así lo quieres ya que tienen agujetas para que puedas tener mayor estabilidad; tampoco tienen tacón, así que con este calzado ya tienes tres puntos a tu favor.

Botas.

Lo más probable es que ya existan dentro de tu clóset, durante el invierno son tu prenda más chic.

Las clásicas botas negras que no tienen tacón y que pueden ir desde el tobillo hasta la rodilla, son aquellas que no te dejarán mal en momentos de frío y que además te resultan cómodas para lo que sea que tengas que hacer en el día.

Stilettos.

En esta lista de los 10 zapatos que debes tener en tu clóset no podían faltar los clásicos stilettos negros.

Ni Kate Middleton, ni la Reina Letizia ni siquiera Jennifer López se han resistido a darle el sí acepto.

Piénsalo ¿qué otro tacón es capaz de darte comodidad, elegancia y versatilidad al mismo tiempo? exacto, casi ninguno.

Y es que este sí es uno de los que sí puedes llevar al evento que tú quieras, menos a hacer deporte o yoga claro está.

Para todo lo demás… ¿MasterCard?, no, unos stilettos.

Jeans, faldas, vestidos, enterizos, shorts, leggins; los puedes llevar con todo y en todo momento: para una reunión en el cole, una entrevista de trabajo, una conferencia, una salida con amigas, salir al cine, conocer al amor de tu vida.

Como siempre te recomendamos que inviertas en unos de color negro. Así no te limitas a solo combinarlos con prendas que pertenezcan a su misma gama de colores, como te podría pasar con el amarillo mostaza por ejemplo.

View this post on Instagram

CHA CHA SUNDAY

A post shared by K A R E L Y . Youtuber 🇲🇽🇺🇸 (@karelytips) on

Tacones nude.

Y aquí siempre ha existido una diferencia de opiniones, por un lado hay mujeres que afirman que los nude son el nuevo negro y por el otro lado hay quienes dicen que son solo un par de zapatos más.

Tu verdad es solo tuya, pero, sí tenemos que decirte que invertir en unos tacones nude te hará la vida mucho más fácil.

Y el porqué es simple, piensa en todas las prendas que puedes ponerte calzando estos tacones. Cualquier tipo de estampados y texturas se verán bien porque no le restan protagonismo a lo que llevas puesto.

Y es que precisamente de discreción se tratan, si lo que quieres es hacer que solo tu maquillaje o tu outfit resalten, apuesta por un par de tacones nude.

Estos tacones hacen que las piernas luzcan más largas de lo que son, otra razón por la cual todas las mujeres del mundo deliran por estos zapatos.

¿Quieres saber otro secreto?

Antes de comprarlos, mira el color de tus venas.

El undertone de tu piel te ayudará a saber cuál es el tono nude que mejor te quedará. Si eres una mujer morena con un tono de piel amarillo y tus venas son de color verde o morado oscuro, necesitarás conseguir unos zapatos que tengan tonalidades en marrón.

Si en cambio eres una mujer blanca con un tono de piel rosado y tus venas son de color azul y morado claro, necesitarás conseguir unos zapatos que tengan tonalidades rosa.

Botines.

Pensados en aquellas mujeres que llevar el pie descubierto no es lo suyo.

La comodidad de los botines va de la mano de dos factores: el ajuste que tiene el pie hasta los tobillos, que hace que tengas mayor estabilidad al caminar y la protección que tiene el pie del mundo exterior.

A diferencia de las botas que han sido pensadas para el invierno, los botines los puedes usar hasta en verano si así lo deseas.

Quedan muy bien con un par de jeans ajustados o unos leggins de imitación de cuero. Pero ya sabes, no son ellos, eres tú

Sandalias de plataforma.

Si no sabes caminar bien en tacones de aguja, no te compliques la vida.

Puedes verte igual de espectacular con unas sandalias de plataforma como lo harías con unos stilettos.

Poco sentido tendría que inviertas en unos tacones de aguja solo porque los quieras tener en el clóset cuando en el día a día eres más de llevar sandalias.

Piensa mejor en la practicidad y en lo que harás durante el día. Lo que sí sabemos es que no dejarás de verte linda.

Optarás entonces por un par de sandalias sin detalles y en colores básicos como el negro, el azul marino o el marrón. Y verás que la base de la plataforma sea lineal, es decir, que toque todo el suelo cuando caminas.

Si la base tiene un ángulo hacia arriba en la punta o en el arco del pie, quiere decir que no cuentas con ese espacio para apoyarte al caminar.

Seguro que ese dato no lo sabías.

Puedes llevar el outfit que quieras, pero la fórmula para hacer que nadie te quite la mirada es actitud + un buen par de zapatos.

Y tú, ¿sientes que a tu clóset le hace falta al menos un par de zapatos de esta lista?

Porque aquí entre nos, la actitud ya la tienes.

Conversemos en comentarios.

Related Posts

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más